Novedades

05 marzo 2021

EL PAISAJE DE LA VALLDIGNA EN TIEMPOS NEANDERTALES (II)

Tal como comentamos el pasado 23 de enero el equipo de investigación estaba ultimando una recreación paisajística del escenario evolutivo de los neandertales que habitaron La Valldigna, y en la que se interrelacionan la plasmación de artes visuales y la información científica.

Esta investigación en Cova del Bolomor se desarrolló durante tres años (2016-2019) en los que se tomaron numeras muestras de toda la secuencia estratigráfica del yacimiento. Ello fue posible gracias al arduo proceso de excavación realizado durante los últimos 30 años. Las muestras sedimentológicas dieron paso a  los correspondientes análisis polínicos fósiles que posteriormente fueron publicados en la prestigiosa revista internacional Quaternary Science Reviews, vol. 217 (2019).

El objetivo principal cuando iniciamos este proyecto iba dirigido a conseguir hoy una reconstrucción paisajística lo más fiel posible con la tecnología disponible. Volver a reconstruir una parte del paisaje de la Valldigna prehistórica y del litoral central valenciano durante el Cuaternario medio era la esencia de nuestro sueño y esfuerzos. Hoy se ha materializado parte del mismo, con las limitaciones obvias que imponen, tanto un pasado tan lejano, como las continuas diferencias evolutivas de aquellos paisajes tan dinámicos y cambiantes. Nuestra recreación es como una fotografía que recoge y captura un instante de ese pasado en forma de imagen estática. Esta ha sido igualmente publicada en la misma revista y en el volumen de 2021, Quaternary Science Reviews, 256. Podeis acceder a los estudios en www.bolomor.com.

La Valldigna, las sierras que circundan y su proyección hacia el mar crean un paisaje en mosaico de gran variedad y riqueza ocupado por diferentes biotopos. Los estudios de la paleovegetación de la Cova del Bolomor indican que el componente arbóreo es superior al 90%, que indica frondosos bosques mayoritariamente de Pinus y Quercus con una buena diversidad de plantas arbustivas. En términos generales estamos ante un bosque mixto principal pero también variado con una alta diversidad de plantas leñosas. Una cuestión altamente interesante es la existencia de plantas potencialmente comestibles como la avellana, el castaño, el almez mediterráneo, el madroño, el algarrobo, el acebo, el olivo, el saúco y otros que pudieron intervenir en los procesos de subsistencia de los neandertales. Especial importancia, en relación a esto tiene la existencia de una colección de frutos fósiles pendientes de estudio. Para finalizar con quedamos con una frase que han recalcado los autores: “Bolomor es, sin duda, un sitio muy importante para el estudio de la evolución de los primeros europeos….”.

|
Top